Saltar al contenido

Espirulina toda la información

Espirulina toda la información. ¿Qué es la Espirulina?

La espirulina es un alga de color azul verdoso, que solo crece en agua dulce; por lo menos de esta manera se conoce; sin embargo, en el mundo científico se manifiesta que en realidad este organismo es una bacteria. De manera original, la espirulina se puede e encontrar en lagos alcalinos de Texcoco, ubicado en México, y en Chad, África.  En la actualidad, esta bacteria se puede encontrar en diversas partes del mundo. Su crecimiento se da en temperaturas altas, entre 30 y 40 grados.

Espirulina toda la información que debes de conocer

Siglos atrás, se conoce que la espirulina era utilizada por la cultura azteca como una importante fuente de alimentación. En la actualidad, se ha hecho un redescubrimiento de sus propiedades y es ingerida como un complemento alimenticio en todo el mundo. 

Usualmente, se ingiere en polvo, en tabletas o en cápsulas. El consumo de espirulina se popularizó hace unos 5 años, a pesar de que se consumía hace siglos en comunidades mexicanas y africanas. Incluso, en 1969, fue publicado un artículo en España donde se aseguraba que en la comunidad de Chad consumían un alga de alto contenido proteico.

Sin embargo, no fue sino has la segunda década del siglo XXI cuando la espirulina entró en el radar de los fanáticos del estilo de vida saludable y poco a poco se fue escalando su popularidad. Ahora, aunque no es tan conocida en el mundo, aquellas personas que buscan productos saludables, que les den energía y altamente nutritivos, se encuentran de manera recurrente con esta excelente alternativa. 

Este alimento ha alcanzado la fama, junto con un slogan bastante atractivo: la espirulina, el alimento de los astronautas.

¿Cuáles son las Propiedades de la Espirulina?

La espirulina está directamente asociada con una gran cantidad de propiedades. Esta bacteria cuenta con un alto contenido nutricional, prácticamente imposible de igualar por otro alimento. Las propiedades de esta bacteria son múltiples, se pueden resumir en la siguiente lista:

  • Alto contenido de minerales y oligoelementos: hierro, calcio, fósforo, zinc, cobre, plomo, magnesio, sodio, yodo y potasio.
  • Lípidos: contiene ácido linoleico, ácido gama linolénico y ácido palmítico.
  • Alto concentrado de proteínas: entre el 50% y el 70% del peso de la espirulina es proteína, lo que o hace uno de los alimentos con más proteínas. 
  • Aminoácidos esenciales: isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina; todos los necesarios para el ser humano. 
  • Numerosas vitaminas: B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9, betacaroteno, D, E y K.
  • Es Antioxidante
  • Contiene clorofila y ficocianina, para absorber la energía lumínica.  
  • Fácil digestión y absorción: ya que no posee celulosa.

Gracias a todas las propiedades de este alimento, se puede decir que es uno de los más completos y que su ingesta puede traer diversidad de beneficios a la salud. No es casual que culturas altamente conocedoras de los productos naturales hicieran uso de ella en su dieta cotidiana. 

¿Qué Beneficios tiene la Espirulina?

Los beneficios que la espitulina le puede aportar al organismo humano son muy diversos. Es uno de los alimentos más recomendados, tanto para tratar ciertas enfermedades como para evitar una gran cantidad de ellas. 

Entre los beneficios más destacadas, se pueden mencionar los siguientes:

Favorece el cabello y uñas

Existen una gran variedad de minerales en la espirulina, tales como el cromo y el hierro, los cuales son muy importantes para el cuidado del cabello, piel y las uñas. Se sabe que los ácidos grasos omega que contiene la espirulina juegan un papel importante en la preservación del brillo del cabello y la disminución de la inflamación de la piel.

Espirulina Aporta Energía

Al ser una excelente fuente de proteínas y vitaminas; le aporta al cuerpo una gran cantidad de energía. De esta manera, es posible combatir el cansancio y agotamiento, tanto físico como cognitivo. Esto hace que la espirulina sea altamente recomendable para deportistas, pero también para cualquier persona que desee mantenerse activa y erradicar la debilidad.

Efecto Desintoxicante

Este alimento gracias a sus propiedades facilita que el cuerpo se deshaga de toxinas. Ayuda de manera directa a los riñones y al hígado; lo que, al mismo tiempo, implica que favorece la salud de estos órganos. 

Ayuda a Controlar el Peso

Gracias a que contiene fenilalanina, la espirulina es un potente inhibidor del apetito y la ansiedad; así mismo, favorece la saciedad. Además, por el resto de sus componentes, tiene la capacidad de acelerar el metabolismo. También favorece la pérdida de grasa, actuando directamente en el tejido adiposo. Así mismo, es muy eficiente para disminuir el colesterol en el organismo. 

De esta manera, este alimento se convierte en un excelente coadyuvante para reducir o controlar el peso.

Espirulina Fortalece el Sistema Inmunológico

La espirulina activa de manera muy eficiente las células inmunitarias. Por lo que es muy recomendable para combatir bacterias y virus. Aunque no existen aún estudios científicos que apoyen los beneficios de la espirulina, algunos especialistas han asomado la posibilidad de que sea una excelente alternativa para fortalecer el sistema inmune incluso en personas VIH positivo. 

Mejora el Proceso Digestivo

La espirulina trabaja de manera directa sobre la flora intestinal, ayudando a equilibrarla y a mantenerla saludable. Así, ayuda a que los alimentos se procesen de manera mucho más rápida y liviana.

Favorece la Regeneración Celular

Por la gran cantidad de antioxidantes con los que cuenta y debido a que fortalece la oxigenación, la espirulina promueve la regeneración de las células del cuerpo. Así, este alimento evita el deterioro prematuro del organismo.

Espirulina Mejora la Piel

La espirulina contiene vitamina B y vitamina E lo que favorece la salud de la piel, dándole fortaleza, brillo, flexibilidad y un tono equilibrado. Así mismo, favorece la salud de las uñas y también del cabello, evitando que se caiga. 

Contribuye al Desarrollo Muscular

Debido a la gran cantidad de proteínas, este alimento ayuda a desarrollar, proteger y reparar la musculatura. Esto lo hace ideal para deportistas, personas que quieran mejorar su tonificación y ayuda a personas que padecen enfermedades musculares como: fibromialgia, miositis, entre otros. 

Así mismo, la espirulina reduce la posibilidad de sufrir calambres, fatiga muscular, contracturas y todo tipo de lesiones musculares. 

Disminuye la Presión Arterial

Este alimento favorece la circulación de la sangre por el cuerpo, reduce el colesterol y produce óxido nítrico, que es un vasodilatador. Por todas estas razones, la espirulina ayuda a mantener una presión arterial saludable; a su vez, protege al organismo de enfermedades cardíacas y derrames cerebrales. 

Control y Prevención de Diabetes

La espirulina puede ayudar a la sensibilidad a la insulina y a disminuir los niveles de glucosa en la sangre de manera bastante eficiente. Por estas razones, este alimento logra prevenir la diabetes y puede ser de gran ayuda para las personas que la padecen; sin embargo, es algo que deben consultar son su médico. 

Fortalece la Cognición

La espirulina tiene un efecto neuroprotector, gracias a sus vasodilatadores y antioxidantes. Esto implica que es posible concentrarse mejor, mantener la atención, favorece la memoria y puede ayudar a las personas con Alzheimer y con deterioro cognitivo por edad avanzada.

Reduce Inflamaciones

La espirulina contiene potentes antiinflamatorios. Esto reduce dolores crónicos y ayuda a mantener la salud de los músculos, la piel, los huesos y mucho más. Este alimento puede coadyuvar al tratamiento contra la artritis. 

Mejora en Ánimo

Gracias al alto contenido de magnesio, la espirulina evita la depresión y favorece el bienestar mental. A través del magnesio se producen hormonas que ayudan a equilibrar el ánimo. Así mismo, causa este efecto al generar energía y un cuerpo saludable.

Previene el Cáncer

Debido a sus potentes antioxidantes, evita la reproducción de células nocivas para el organismo. Algunos estudios arrojan que el consumo de espirulina reduce las posibilidades de desarrollar cáncer. 

Otros beneficios

Muchos otros son los beneficios que puede aportar la espirulina al organismo, algunos de estos son los siguientes:

  • Favorece la salud de la vista
  • Mejora del rendimiento sexual
  • Disminuye los síntomas de rinitis y otros padecimientos respiratorios
  • Controla las glásdulas tiroides

¿Cómo tomar la Espirulina?

Para tomar espirulina y gozar de los beneficios de este alimento, sin correr el riesgo de presentar efectos adversos, es muy importante saber cómo se puede ingerir. Las presentaciones de la espirulina en la actualidad son variadas: en polvo, en cápsulas y en pastillas.

La presentación en polvo se utiliza sobre todo para agregarla en preparaciones de comida y las otras presentaciones son para tomar de manera directa. La cantidad apropiada de espirulina depende de la edad de la persona:

  • Para niños entre 3 y 9 años, no más de 1 gramo diario.
  • Para personas de 10 años en adelante, no más de 7 gramos al día
  • Se puede tomar entre 7 y 8 gramos al día para tratar ciertas condiciones, pero esto debe ser bajo vigilancia de un especialista.

Se puede tomar en una dosis única o dividida en 2 o 3, preferiblemente siempre 20 minutos antes de una comida principal, en caso de ser en pastilla o cápsula.

Así mismo, hay ciertas personas que no deberían tomar espirulina: mujeres embarazadas, mujeres en periodo de lactancia, niños mejores de 3 años de edad, personas con problemas en los riñones y en la tiroides. Igualmente, si una persona está tomando espirulina y siente dolores de cabeza o molestias intestinales, debe detener su ingesta y consultar con un especialista.

¿Cuáles son los Efectos Secundarios de la Espirulina?

La espirulina no es un medicamento sino un complemento alimenticio natural; por lo tanto, es bastante extraño que genere algún tipo de reacción desfavorable en la salud; sin embargo, no se descarta esta posibilidad, sobre todo si la dosis de ingesta es muy alta. En estos casos, podrá causar exceso de sed, vómitos, dolores de cabeza, erupciones en la piel, estreñimiento y dificultades en la digestión. 

Si se presentan algunos de estos síntomas al ingerir espirulina, la recomendación es suspenderla y consultar lo antes posible con un especialista. Probablemente solo hará falta un ajuste en la dosis diaria.

Consideraciones en relación con la Espirulina

Al ingerir espirulina, es muy importante tener en cuenta algunas consideraciones importantes:

No es un Superalimento

A pesar de que el término se ha puesto de moda en los últimos años para definir a algunos alimentos que tienen una gran cantidad de propiedades y beneficios, lo cierto es que no existe un superalimento. 

Así, para poder mantener la salud es necesario tener una alimentación equilibrada. Ningún alimento puede por sí solo aportarle al cuerpo todos los nutrientes que el organismo requiere. Aunque la espirulina cuenta con una gran cantidad de propiedades nutritivas, durante su ingesta es muy importante mantener una alimentación adecuada. De esta manera, sí será posible disfrutar de los beneficios de este alimento. 

Bajo contenido de Vitamina B12

Muchos son los nutrientes con los que cuenta la espirulina. Si bien es cierto, también contiene vitamina B12, la cantidad no es suficiente para ser considerado un suplemento de este nutriente. Por lo que, si se quiere mayor concentración de esta vitamina, es necesario aportarla al organismo a través de un suplemento diferente. 

Alto contenido de Yodo

La espirulina tiene un contenido de yodo superior a la cantidad que las personas están acostumbradas a consumir de manera usual. Es por ello que hay que tener atención en esta situación. El exceso de yodo puede llegar a causar problemas en las gládulas tiroides, por lo que la espirulina puede ser contraindicada en casos condiciones previas con la tiroides.

Ante estas circunstancias, antes de tomar espirulina, conviene consultar con un especialista. 

Interacción con Fármacos

Si se toma algún tipo de medicamento, es muy importante consultar con un especialista si la espirulina puede inhibir el efecto de algunos fármacos. Por ejemplo, en el caso de inmunosupresores, la espirulina puede disminuir su efecto. Igualmente, no conviene tomar espirulina durante tratamientos para las glándulas tiroides.

Otras recomendaciones

Antes de que una persona con una condición crónica decida ingerir espirulina, es muy recomendable que consulte con su médico. La espirulina tiene una gran cantidad de minerales, vitaminas, proteínas y muchos otros nutrientes, por lo que de manera inevitable tendrá un efecto sobre el organismo. Así que es necesario estar atentos a los efectos que podrá ocasionar. 

Algunas de las personas que deben estar más atentos son los siguientes:

  • Pacientes con problemas renales
  • Personas con lupes, esclerosis múltiple, artritis reumatiude y otras condiciones en el que el sistema inmune actúa deteriorando la salud.
  • Pacientes con trastornos sanguíneos

Comprar Espirulina toda la información